Ir al contenido principal

Película: María (y los demás). Crónicas de un impasse silencioso.

¡Hola de nuevo!

Después de un laaaaargo descanso vuelvo al otoño y a los días de mantita y pelis.

En esta ocasión voy a comentar una película que llevaba un par de años esperando ver que se llama "María (y los demás)". Podéis leer más sobre la película aquí.    

Puedes verla gratis en streaming en TVE a la carta, aquí.

Es una película que refleja muy bien el panorama social actual y el lugar que ocupa una chica normal y corriente de 30 años. He titulado así este post porque entiendo que habla de la vida de una persona que se encuentra actualmente paralizada además de tratarse de una mujer poco valorada y poco visible en las facetas de su panorama vital. El objeto de esta película parece que es arrojar un poco de comprensión sobre este grupo de edad del que poco se sabe y mucho se critica.

Después de verla, cabe preguntarse si ocurre lo mismo cuando se trata de un hombre de la misma edad de la protagonista y mi intuición me dice que no recibe ni de lejos la mitad de críticas, juicios ni cuestionamientos que recibe una mujer en el mismo grupo de edad.
¿Por qué la sociedad y la propia familia se comporta así?

Digamos que lo importante de esta película no es la trama en sí ni el argumento. Esta película es como si hiciéramos un corte del tronco de un árbol y analizásemos la savia, los anillos que tiene y la corteza. Es un corte transversal de una realidad social en la que la mujer de 30 años de hoy está inmersa.

María vive una vida al rebufo de la de los demás, se intenta dejar llevar por la corriente pero la corriente continúa sin ella y se queda desubicada sin saber dónde ha quedado la suya propia.


María, una chica corriente que lo tiene todo a medio hacer:

-Desea ser escritora pero sólo trabaja en una editorial.
-Desea tener su vida propia pero vive con su padre.
-Desea tener pareja pero tiene un "amigo con derecho".

María, esa chica de 30 años que ya no es veinteañera, ni adulta del todo y que no se ha independizado pero que tampoco va a poder seguir viviendo con su padre.

Vamos a desenmarañar bien a fondo lo que se puede apreciar más de cerca en la vida de María y en cada faceta. Recomiendo verla antes de leer el resto porque yo la he analizado por facetas pero entiendo que tiene menos sentido así. Si la ves antes de leer esto tendrá más sentido.


* Familia:

Ella es exclusivamente HIJA, ya que es la única que aún vive con su padre y le cuida, situación que se ve alargada en el tiempo por la enfermedad de éste. Se encarga de tener la casa en condiciones y de todas las comidas. Tiene dos hermanos, ambos viven lejos y cada uno con su pareja: uno con su negocio estable y un hijo en camino y otro en Londres trabajando en restaurantes de forma precaria. Su hermano el mayor es discreto, directo, maduro y le va bien en su trabajo. Tiene estabilidad. A su hermano el menor, no le va tan bien en cuanto al trabajo y es el más aniñado, espontáneo y el más emocional. Él agradecerá a María los cuidados que le da al padre con todo su corazón. "Gracias por cuidar así de papá todo este tiempo. Eres una crack, si no fuera por tí, hoy estaría muerto".

Hay una primera una reunión familiar en la cual todos se juntan para comer. Vienen sus tíos y su abuelo también. Es el cumpleaños de Antonio, su padre.

Durante esta primera reunión surgen comentarios en registro de exigencia o juicios de valor. "María, podías haber arreglado la piscina", "Sí señor, está bueno, en su punto (referido a la comida que ha preparado María)", "Ay María, tantas virtudes que tienes y mírate, una pena (falta decir estás más sola que la una)", "Pero si está guapísima".

Tras esos bombardeos de juicios y valoraciones de María, ella se marcha con su mejor cara a la cocina con la disculpa de ir a por el queso y la cuñada dice: "se ha enfadado".

Aparece en escena una mujer que nadie ha visto antes, que se sienta a la mesa diciendo ser la novia del padre y de la que nadie sabía nada. Llega también su hermano pequeño, el más emocional y pone en cuestión el pelo corto de María ("¿y ese pelo? ¿lo que llevas en la cabeza?").



Durante la comida, después de hablar de política, el hermano pequeño bromea con su cuñada embarazada "¿tú estás segura de tener un hijo con este hombre?"
Ese comentario es aprovechado por la tía para meter el tema a colación "¿y vosotros qué, cuando os animáis?" A lo que el hermano de María responde que "tienen mucho trabajo". Eso no parece ser una excusa para la tía, que vuelve a insistir: "ya ya, nosotros también teníamos mucho trabajo y teníamos hijos igual". (María no puede participar en esta conversación ya que no tiene pareja y queda excluida del tema). El hermano también insiste y responde a la exigencia de su tía: "Ya, pero nosotros no somos como vosotros y siento decirte que vamos a peor".

Eso parece convencer a la tía, quien acaba zanjando el tema diciendo en tono jocoso: "Ya, pues mira, suerte de Julia (la cuñada embarazada), porque si no a este paso, Antonio no tenía ni un nieto". (Eso a implica a María y le responsabiliza de no dar nietos a su padre).

Sale brevemente el comentario de las bodas, de que la gente ya no se casa y Julia opina. (De nuevo María no puede opinar porque no tiene con quién casarse).

Su padre da un discurso y agradece los cuidados de María. Todo da un giro cuando, de pronto, anuncia que se ha vuelto a enamorar, que va a vender su restaurante, va a dejar de trabajar y va a casarse con Cachita, la mujer de la que se ha enamorado y de la que sólo se sabe que es enfermera. Esto impacta a María y sus hermanos y lo cuestionan a solas en la cocina junto con Julia.

Su hermano el mayor, rápidamente lo ve como una oportunidad de venta para su negocio (y aprovecha para advertirle que "pronto se le va a acabar el chollo de vivir con el padre y que tiene que buscarse un piso").

Su hermano el menor, en adelante, ve el restaurante como una oportunidad de tener su propio restaurante y desarrollarse como chef. "Voy a abrir el restaurante de papá", "lo he decidido aquí estos días".

María parece quedarse excluida (otra vez) de las ambiciones de ambos hermanos que están ausentes durante el año pero que de pronto parecen apoderarse del destino del restaurante familiar.



En una siguiente reunión familiar en el jardín, se juzga toda la comida que ella ha preparado, "el pulpo está en su punto", "¿el queso está pasteurizado?", "El pulpo está muy bueno, el resto, no mata", "(los platos) los veo muy burdos, poco trabajados", "típico y sencillo, si acaso un poco menos de mayonesa en la ensaladilla y mejorar un poco los canapés", "rico, pero un poco sencilla de más", "un poquito básico", "qué buena está la chistorra".

Durante toda la comida María controla lo que come su padre y parece irritarse cuando ve a Cachita dar a su padre comida que no "debe" tomar.

Durante toda la película la comida que prepara María es objeto de críticas de toda la familia.

En la última escena familiar de la película está ella con sus hermanos y sus cuñadas en la playa. Ella está casi todo el tiempo ausente al principio hasta que su hermano pequeño bromea sobre el traje de bodas que ella se puso. Ella no recibe bien la broma, parece que le afecta y su hermano continúa bromeando: "a ver si la tía va a tener razón y te vamos a tener que buscar un novio urgente". Ella responde que ya tiene novio y todos cuestionan su respuesta sin dar ninguna credibilidad a María. Al no querer responder dan por hecho que miente y lanzan juicios como el de su hermano: "es muy triste que nos mientas en eso, te queremos igual, somos tu familia". Cuando María no puede más, le cuenta a Ann, los planes que tiene su hermano para los dos (venirse a vivir a España y trabajar en el restaurante familiar) y que no ha consultado con ella.
Esto causa revuelo con el otro hermano, que no sabía nada, y con Ann, que tampoco sabe nada y pregunta desconcertada. El hermano pequeño contesta: "Nada, no pasa nada, mi hermana, que es imbécil, eso pasa". María se va a la orilla dejando atrás a sus hermanos discutiendo y uno marchándose con la novia.

Aparece Cachita, que corre a bañarse pese a haber fuerte oleaje, y no para de llamar a María para que se bañe con ella aunque María no quiere bañarse (de nuevo una invitación desde la exigencia).

Cachita se adentra más y más en el mar hasta que empieza a llamar a María pero para pedirle ayuda.

María no responde. Cuando reacciona, le dice que salga del agua, que no sabe nadar. Ve que Cachita no puede y finalmente va a salvarla.

María acaba de nuevo haciéndose responsable de un problema situacional provocado por la falta de responsabilidad de Cachita.

Despues del susto aparece su padre, que desde su incomprensión y falta de escucha no entiende qué le pasa a su hija. Tampoco María sabría decir qué parte de su vida en concreto le hace estar así (no sé hasta qué punto María es consciente -terapeúticamente hablando- de cómo le afecta emocionalmente todo el panorama de su alrededor).


*Espacio personal:

Sólo tiene a su padre, que es con quien se desahoga y éste no parece escuchar lo que le dice. A la vez, la alimentación de su padre es lo único que parece poder controlar en su vida ante tanta inseguridad en la mayoría de ámbitos de su vida. Tiene un carácter serio, con mucha inseguridad (necesidad de aprobación), poco carismático, adulto y pequeñas muestras de conductas más infantiles que son resquicios que recuerdan a una María más joven y juguetona.

Parece gustarle tocar la flauta travesera como pasatiempo y ni siquiera es virtuosa en ello. Otra cosa más que tiene a medias.

Cachita aparece abruptamente en el panorama familiar y también personal hasta el punto de ser para María una amenaza en cuanto a su forma de vida (¿dóndo voy a ir a vivir?). Esta mujer que acaba de llegar nueva a la familia le dice como tiene que ser la boda que piensa celebrar en la que sigue siendo SU casa, que "habría que cortar un poco el césped" y "habría que sacar esa planta" (Esos "hay que" son una exigencia "Tú, María, debes de"). María, que no está dispuesta a arrancar su planta por ella, le suelta un NO. Entonces entra en escena el padre que quiere "un omeprazol" y Cachita trata de ganarse la opinión de Antonio para hacer ceder a María y salirse con la suya. María no quiere darle omeprazol, quiere darle lo que ella opina que es mejor para él pero acaba viéndose resignada a tener que aceptar lo que quiere Cachita en el jardín y también resignada a darle a su padre el omeprazol.

En adelante, María saldrá al jardín a quitar la planta con resignación, cosa que es cuestionada por su hermano "¿María, qué haces?" y por la cuñada inglesa porque "es una pena, la planta está viva y es bonita". En segundo plano se ve a Cachita enfadada u ofendida que entra a buscar al padre de María para contarle todo. El hermano pequeño se ofrece y ayuda a María a sacar la planta y María ve cómo su padre está observando la escena desde la ventana.

Ni siquiera puede controlar sus cosas ya que de pronto tienen que mudarse y la prometida de su padre (Cachita) ha encargado recoger sus cosas sin previo aviso. María se siente totalmente invadida. Y el comentario de su hermano es "déjala papá, está histérica, cuando se pone así no hay quien la aguante cuando se pone así, es un puto armario, hombre".


*Relación:

Se ve una escena al principio en un bar cuando se fija en un chico de su edad en la barra. Le gusta. No le da tiempo a decirle nada cuando él se marcha acompañado de su pareja. Ella queda disgustada. Da a entender que aunque quiera "estar en el mercado" ya está casi todo el pescado vendido y no hay mercado para ella aunque tenga iniciativa de buscar o participar en él.

Dani, su amigo con derecho es con quien mantiene relaciones ocasionales y aunque no parece ser el hombre de su vida es lo único que tiene. Hay atracción y flirteo entre ellos pero no un proyecto en común de pareja. No parece ser un asiduo lector como ella ni tener muchos intereses en común. María acaricia la idea de ser algo más cuando se pone la camisa de Dani y ve la habitación de las hijas de él cuando se despierta en casa de él por la mañana. Acaricia esa idea poniendo el desayuno en casa de Dani. Le propone a Dani (en muy mal momento de un contexto poco serio) conocer a sus hijas algún día a lo que él dice "sí claro, cuando quieras". Acaricia esa idea cuando se viste de novia y le envía una foto.

Pese a todo, en su día a día parece ser la única persona con quien puede evadirse y es el contrapunto dulce de su amarga realidad.

En la escena final de esta faceta de su vida, ella se presenta en casa de Dani con vino y peluches cuando está con sus hijas. Él la recibe en la puerta sorprendido. Al principio menciona que "no es un buen momento", "no es buena idea". Ella no entiende por qué. Él le explica vagamente que se gustan, lo pasan bien y está bien así. Incómodo por la situación, entra en casa y se despide llevándose el vino que trajo María (simbólicamente se queda con lo que quiere de ella) y le cierra la puerta en las narices.


*Amistades:

Las amigas de su edad, las ve ocasionalmente y no parecen querer detenerse a escuchar, entender o comprender lo que le pasa.

Una de ellas celebra su cumpleaños y habla de lo feliz que se siente por su relación estable. Salen comentarios de broma sobre boda.

En otra ocasión, María intenta relajarse con unos masajes que le hace su amiga Bea. María no puede relajarse y Bea, le confronta haciéndole ver a María que "lo que es del otro, es del otro", es su padre quien debe cuidarse su propia salud. María, que aún no quiere ni puede aceptar su nueva realidad dice "no querer relajarse". Siente rabia y lo que necesita es expresar toda su frustración. Su amiga Bea le hace ver "lo mal que está" y aunque hace por escucharla, intenta hacer que comprenda a su padre en lugar de escuchar su frustración. Le intenta ayudar con unos sprays energéticos.

Sus amigas cuestionan a Dani, su amigo con derecho, y si es apropiado el haber mandado o no la foto de novia a Dani.

Bea, en adelante, dice estar embarazada de 8 semanas. Eso parece impactarle y transmitir a María la urgencia de afianzar aún más su "no relación" con Dani, su "amigo con derecho". Su amiga Sofía no sabe cómo ayudar a María y no tiene paciencia para soportar las preguntas y la angustia de María y se marcha enseguida de su lado cuando salen a fumar. Finalmente, Dani contesta a su broma y entra a celebrarlo con sus amigos.


*Carrera:

Lleva muchos años escribiendo un libro que no parece acabar de tener forma. Entrevista a una chica de sólo 25 años que acaba de hacer su sueño realidad: publicar su primer libro que parece ser todo un éxito.


En adelante, se le plantea la oportunidad de publicar el suyo propio por conveniencias del jefe de la editorial y no porque éste apueste por su talento.
Es algo que ella teme y a la vez desea porque quiere publicarlo, hacer su sueño realidad pero le empuja a dar forma al final de su novela y arriesgarse a sacarlo al mundo.

Finalmente, no parece materializarse la oportunidad de publicarlo.

La noche antes de la boda, acaba en la tienda de la editorial complaciendo su fantasía de la publicación de su libro, imaginando hablar en público sobre él. Se ve la falta de madurez para poder defender su libro hasta que se siente desbordada y se derrumba.

Se despierta por la mañana en la tienda (la mañana de la boda de su padre) y se marcha a toda prisa. No sin antes dejar un post it encima de su obra en la mesa del jefe para que éste la lea. No se escapa el detalle del cambio del post it de "Si tienes un rato léelo :)" por "Cuando puedas, me gustaría que leyeras mi novela, Gracias, María". Parece un detalle que da a entender el cambio de actitud de más jovial a más madura.

FIN


Así pues, después de analizar y ver la película se puede ver cómo la vida de María es un campo de batalla en el que el suelo se tambalea (debe dejar el hogar familiar) y donde recibe impactos por todos los frentes: críticas y juicios por parte de su familia y de la nueva pareja de su padre (su comida, su aspecto, su vida amorosa) sin un aliado que la comprenda (ni sus amigas, ni su padre al cual dedica tanto tiempo a cuidar) avanzando hacia un futuro incierto (un nuevo piso que debe buscar, una relación nada seria, pocas probabilidades de encontrar una nueva pareja y un libro que no ha llegado a publicarse).

Todo este panorama hace que María flote en un limbo y que no pueda pertenecer al 100% a ninguna de las facetas de su propia vida. Por eso, hasta el título tiene todo el sentido: María es una cosa, un mundo a parte, y los demás son otra cosa que poco accesibles para María que tampoco comprenden a María.

Ante todo este panorama tan inestable y hostil cabe destacar el tipo de comentarios familiares que recibe (a veces normas sociales de lo que se espera de una mujer de su edad pero que María no puede cumplir ni aunque quiera porque no depende de ella; otras veces por no hacer una cosa y luego por hacerla sin que ninguna contente a nadie), y cómo produce en María un estado de ánimo susceptible que sus hermanos o cuñada aprovechan con manipulaciones para sacar de quicio y confirmar "el mal carácter de María" o "lo histérica e insoportable que se pone".

Después de ver todo este fondo amargo detrás de la vida de María (nuestra figura), yo destacaría y concluiría con la frase de su padre en la playa, diciéndole desde la incomprensión y el reproche: María, ¿qué te pasa? Porque hace un montón de tiempo que parece que no se te puede decir nada, estás siempre de mal humor...

Comentarios

  1. Un post delicioso. Has diseccionado con gran maestría cada aspecto de la vida de la protagonista y me has hecho llegar su angustia vital. Pienso que María necesita mucha ayuda para cambiar su actitud ante la vida, poner límites y tomar las riendas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose Ignacio! Independientemente de lo que esta chica necesite o le pueda venir bien, lo importante es poder dar visibilidad a esas pequeña sutilezas del día a día de muchas mujeres que pasan por lo mismo y que la sociedad no parece captar ni comprender. Esta película más bien parece tratar de sensibilizar al público.

      Me alegra que te haya gustado el análisis

      ¡Saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Psicología en el cine: Animales nocturnos

Buenas a todxs!

Hacía tiempo que no analizaba películas desde "Inside Out", una opción muy buena para ver cine en familia con los más peques de la casa.

Hoy me gustaría analizar la película "Animales Nocturnos" desde un punto de vista psicológico (como siempre hago, vaya). Esta vez se trata de cine adulto y no está recomendada para menores de 16 años.

Antes de empezar quiero advertir de que este artículo contiene spoilers (vamos, que si no has visto la película te la voy cascar entera, así que decide si quieres seguir leyendo).

Empecemos:

La película comienza con la rutinaria, gris y aburrida vida de la protagonista, una artista que dirige su propia galería de arte contemporáneo. En el cine se utilizan mucho los colores para enfatizar los contextos, en este caso, vemos días nublados, una casa grande, hormigonada, estéril, lineas rectas, todo en gris y negro, incluso en su ropa.


Mantiene una relación monótona y fría con su pareja. Distante, en apariencia, por motivos…

Psicólogo: ir o no ir, esa es la cuestión

Hola a todxs! Ha pasado un poco de tiempo desde el último post. Hoy me gustaría hablar un poquito sobre la terapia psicológica y la labor del psicólogo en cuestión.

Para ello, voy a rescatar un viejo artículo que se titulaba "Doctor, me duele el alma" para abordar un tema importante en el que muchas personas se sienten un poco perdidas y sobre lo que a veces preguntan.

Si bien hay veces que las personas acuden directamente al psicólogo porque son conscientes del tipo de problema que tienen, en otros casos, llegan personas a consulta de psicología derivadas por otros especialistas.


Esto es debido a que en ocasiones se acude al médico o especialista por dolencias, malestar anímico o enfermedades y no se pueden explicar mediante pruebas médicas, ya que los datos reflejan valores normales (como es el caso de la fibromialgia por ejemplo, que es una de las enfermedades raras que se sigue investigando).

¿Cuando necesitamos ir al psicólogo?


Ya hay autores como Carmen Pastor y …

Películas: The Fountain. Psicología y el duelo

Hola de nuevo! Hoy os traigo una película sobre la que me gustaría hablar.
Aunque en apariencia pueda parecer que está relacionado con universos paralelos o viajes en el tiempo, ¡nada tiene que ver con eso! Al menos, hoy te voy a contar cómo yo la entiendo desde un punto de vista psicológico.







Según se puede leer en Filmaffinity (y en muchos otros sitios), dice: "Un hombre (Hugh Jackman) realiza dos viajes: uno al pasado, a la España del siglo XVI, y otro al futuro, al siglo XXVI. Su objetivo es salvar la vida de su esposa enferma de cáncer, pero para ello tendrá que encontrar el legendario árbol de la vida cuya savia proporciona la inmortalidad." 

A partir de aquí te recuerdo que lo que voy escribir en adelante va a desvelar la trama y por tanto ES SPOILER, tú decides si quieres seguir leyendo ;)

Para empezar, es una película para mayores de 13 años. Comencemos.


La película comienza con la incursión de un soldado del siglo XVI en un templo donde se encuentra cara a cara c…