Ir al contenido principal

Tu medio tú I

No son pocas las veces que escuchamos a alguien que nos comenta que está buscando pareja o que está indecisa o indeciso por este chico o aquel otro.

En otras palabras, nos dicen que buscan su "media naranja" o su "mitad".


¿Pero en qué mundo vivimos? A veces me escandaliza con qué naturalidad se usan esas expresiones sin plantearse siquiera lo importante que es sentirse completo a uno mismo y luego dejar que las cosas sucedan.

En las fases de enamoramiento, cuando nos llama la atención alguien siempre es porque vemos en él/ella rasgos que admiramos porque creemos que no los tenemos y nos gustaría que nos complemente "apropiándonos" de esa persona y sus valiosos rasgos. ¡De lo que no somos conscientes es de que tenemos todos los rasgos sólo que unos más desarrollados que otros!

¿Nadie ha pensado que se puede ser completo? ¿Que el otro no tiene la responsabilidad de complementarme?

Hay una expresión del Psicólogo Wayne Dyer en su libro "Tus zonas erróneas", la cual siempre suelo citar que dice: "Yo soy el rayo de sol de mi propia vida, y al tenerte a ti, la hago brillar aún más".


Hay que matizar el sentido de "tener" ya que las personas no nos pertenecemos y esta frase es una traducción.

Matizaciones a parte, voy a la otra cara del sentido de esta frase, lo opuesto, el modo en que solemos entender el amor de modo convencional, que viene a decir: 

"Yo no soy suficiente y te necesito para ser completo".

¡Madre del amor hermoso! ¡Esta frase envenenada mete miedo! Viene a significar cosas del tipo: "Necesito saber tu opinión (o tu aprobación, mi criterio es insuficiente)", "¿para qué necesitas amig@s? Ya me tienes a mí (yo soy tu vida)", "me encanta hacer todo juntos", "no me llama (aunque yo no lo hago)","yo no tengo que decirte lo que quiero, me conoces de sobra y deberías saberlo (adivíname el pensamiento)", "no me pasa nada, tú sabrás (porque si me quieres lo suficiente lo sabes)", "deberías ser más detallista y cariñoso (cambia para ser como yo quiero que seas)"...       ¡Y un largo etcétera!

¿Os suena haber usado alguna de estas expresiones? (A mí me podéis engañar pero a vosotr@s mismos no, jejeje)

O sea, que vienen a decir que como yo soy de esta manera, el otro DEBE cargar con la responsabilidad de cumplir tooooooooodas mis expectativas y ser el esclavo que se mueva para cubrir mis necesidades y adivinar mis pensamientos (porque yo lo valgo y si no latigazo limpio).

Estos son muchos de los motivos por los que muchas personas sufren en sus relaciones de amistad, familiares y sobretodo de pareja. Esperar que los demás satisfagan nuestras necesidades sale emocionalmente caro.

Nos volvemos unos princesitos, unos niños malcriados y creemos que el otro es un papi o una mami que nos DEBE cuidar, mantener y hacerse responsable de de nosotros. Todo lo que necesitamos se vuelve responsabilidad del otro porque acaba siendo una exigencia para el otro. Y así es como muchas relaciones de pareja se van a pique, porque hacemos de la relación un vicio de dependencia.

Igual que en un puzzle: forzar dos piezas a que encajen a la fuerza mientras se rompen o se doblan. Una relación sana fluye, no es forzada.


¿Alguna vez habéis dicho a alguien muy querido "no te necesito"?

¡Les resulta ofensivo! (Me pregunto por qué). No entienden la maravillosa parte del mensaje "soy suficiente conmigo mismo y estoy contigo porque lo deseo, no porque lo necesite".

Amar de verdad significa aceptar cómo es el otro y saber que yo me basto y me sobro para hacerme cargo de mí mism@. Empezar a ser feliz y tener unas relaciones sanas comienza por decidir "qué quiero hacer en cada momento", moverme para conseguir lo que quiero y ser consecuente con lo que decido. Ahí es donde empieza la felicidad y el crecimiento personal. Diferenciar mi ser del ser que me acompaña. Hacerme cargo de mí y ayudar si puedo y quiero a quien me lo pide, sin exigencias.

Eso es una relación sin dependencias, exigencias y manipulaciones. Una relación limpia.

"Yo soy feliz por mí misma y a tu lado brillo más" :3




Comentarios

Entradas populares de este blog

Psicología en el cine: Animales nocturnos

Buenas a todxs!

Hacía tiempo que no analizaba películas desde "Inside Out", una opción muy buena para ver cine en familia con los más peques de la casa.

Hoy me gustaría analizar la película "Animales Nocturnos" desde un punto de vista psicológico (como siempre hago, vaya). Esta vez se trata de cine adulto y no está recomendada para menores de 16 años.

Antes de empezar quiero advertir de que este artículo contiene spoilers (vamos, que si no has visto la película te la voy cascar entera, así que decide si quieres seguir leyendo).

Empecemos:

La película comienza con la rutinaria, gris y aburrida vida de la protagonista, una artista que dirige su propia galería de arte contemporáneo. En el cine se utilizan mucho los colores para enfatizar los contextos, en este caso, vemos días nublados, una casa grande, hormigonada, estéril, lineas rectas, todo en gris y negro, incluso en su ropa.


Mantiene una relación monótona y fría con su pareja. Distante, en apariencia, por motivos…

Psicólogo: ir o no ir, esa es la cuestión

Hola a todxs! Ha pasado un poco de tiempo desde el último post. Hoy me gustaría hablar un poquito sobre la terapia psicológica y la labor del psicólogo en cuestión.

Para ello, voy a rescatar un viejo artículo que se titulaba "Doctor, me duele el alma" para abordar un tema importante en el que muchas personas se sienten un poco perdidas y sobre lo que a veces preguntan.

Si bien hay veces que las personas acuden directamente al psicólogo porque son conscientes del tipo de problema que tienen, en otros casos, llegan personas a consulta de psicología derivadas por otros especialistas.


Esto es debido a que en ocasiones se acude al médico o especialista por dolencias, malestar anímico o enfermedades y no se pueden explicar mediante pruebas médicas, ya que los datos reflejan valores normales (como es el caso de la fibromialgia por ejemplo, que es una de las enfermedades raras que se sigue investigando).

¿Cuando necesitamos ir al psicólogo?


Ya hay autores como Carmen Pastor y …

Películas: The Fountain. Psicología y el duelo

Hola de nuevo! Hoy os traigo una película sobre la que me gustaría hablar.
Aunque en apariencia pueda parecer que está relacionado con universos paralelos o viajes en el tiempo, ¡nada tiene que ver con eso! Al menos, hoy te voy a contar cómo yo la entiendo desde un punto de vista psicológico.







Según se puede leer en Filmaffinity (y en muchos otros sitios), dice: "Un hombre (Hugh Jackman) realiza dos viajes: uno al pasado, a la España del siglo XVI, y otro al futuro, al siglo XXVI. Su objetivo es salvar la vida de su esposa enferma de cáncer, pero para ello tendrá que encontrar el legendario árbol de la vida cuya savia proporciona la inmortalidad." 

A partir de aquí te recuerdo que lo que voy escribir en adelante va a desvelar la trama y por tanto ES SPOILER, tú decides si quieres seguir leyendo ;)

Para empezar, es una película para mayores de 13 años. Comencemos.


La película comienza con la incursión de un soldado del siglo XVI en un templo donde se encuentra cara a cara c…